martes, 12 de julio de 2011

Blue Hotel

Ella entró en mi oficina. Yo estaba sentado allí hojeando la página de resultados deportivos, haraganeando como de costumbre. El alquiler había vencido y me iban a desahuciar . Bueno , aquello no era del todo justo: ¿Quién dijo que la vida lo fuera?. Eso no era asunto mío- pensé. Entre tanto , ella fue acercándose a mi mesa de escritorio con leve cadencia al andar. Se posó frente a mí ,entorné la mirada y finalmente, di por nula toda capacidad o maniobra de resistencia. Sencillamente no pude resistirme..,[..] ahí empezó todo o bien acabó para siempre, según se mire claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario