martes, 12 de julio de 2011

Cuando bebo, me recojo en mí

Cuando bebo, la única música que soporto es la clásica. Hace que lo que hay en mí se encoja más de por sí , en mi humilde y lacerado cuerpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario