sábado, 13 de agosto de 2011

París, París,..




Vayamos a la ciudad más eterna a bebernos las calles de esa gran puta , que ofrece sus senos de manera lasciva para mamar de ellos con avidez.


>>Es como una puta. Desde lejos parece cautivadora, no puedes esperar a tenerla en los brazos. Cinco minutos después te sientes asqueado de ti mismo y vacío
Henry Miller. Trópico de Cáncer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario