domingo, 18 de septiembre de 2011

La efusión del alma

He aquí la efusión del alma,
de la desdicha no se tiene nueva.
La efusión del alma es felicidad,
hela aquí , embriagando los ánimos.


Fluye en el aire libre, en espera
nos impregna y nos atrae,
la frescura, el perfume del hombre
y de la mujer.


El sudor del amor de los jóvenes,
obstinación de carácter del viejo,
,el dolor anhelante del contacto,
el estremecimiento de la patada en la puerta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario