domingo, 25 de septiembre de 2011

¿Qué necesidad había ,por lo tanto, de leer las páginas biográficas? ¿ Era necesario estudiar al gusano o la hormiga? ¡Piénsese , sólo un instante, en las víctimas voluntarias como Blake, Boehme, Nietzsche, Hölderlin, Sade, Nerval, Villon, Rimbaud, Strindberg, Cervantes o Dante, o inclusive Heine u Oscar Wilde! 
Y yo, ¿ iba a agregar mi nombre a ese ejército de mártires ilustres? ¿ En que nuevas profundidades de degradación tenía que hundirme antes de adquirir el derecho a unirme a las filas de esas víctimas propiciatorias? 


Nexus.
 Henry Miller

No hay comentarios:

Publicar un comentario