lunes, 31 de octubre de 2011

El instante fatal

Cuando entremos por la boca y de través
en el imperio de los muertos
con nuestras verrugas nuestros piojos y nuestros cánceres
como tienen todos los muertos
cuando el orificio nasal se cierre y vayamos bajo tierra
a reunirnos con todos los muertos
tras la degustación de las pompas fúnebres
con que rocían a los muertos
cuando el colmillo se caiga y mordamos el polvo
hecho de huesos de muertos
tapones de corcho en la oreja y hocico en el ataúd 
abrevadero para muertos
cuando el cuerpo esté molido por la fatiga medular
que revienta a los muertos
y el cerebro apolillado un tanto estilo gruyere 
atributo de los muertos
cuando los efímeros cotilleos precarios 
apenas lleguen ya a los muertos
y la espalda esté toda encorvada cual esqueleto anguloso
pues poco flexibles son los muertos
iremos a encontrar la morriña mortuoria 
que corroe a los muertos
acarreando nuestro féretro hasta el cementerio
donde refunfuñan los muertos
cuando el mundo haya mascullado las plegarias
que apaciguan a los muertos
y puesto nuestra causa en legajos de notarios
para que prescriba con los muertos
distribuyendo nuestros bienes y posesiones
como herencias de muertos
a vivos resfriados que como nosotros estornudan
y se suenan más que los muertos
cuando entremos por la boca y de través 
en el imperio de los muertos
entonces estaremos a punto velas lúgubres
de extinguirnos como muertos
y de cerrar de golpe el círculo elemental
que nos añade a los muertos
quemaremos nuestras últimas voluntades
en la llama de los muertos
y recapitularemos a la manera escolar
nuestros recuerdos de muertos
te ves de nuevo niño sonríes a la tierra
que cubre a los muertos
y sonríes al cielo techo azul luminoso
que olvidan pronto los muertos
sonríes al espacio irritado del mar 
que se traga a los muertos
y sonríes al buen fuego incendiario
que hace arder a los muertos
y te sonríen a ti tu padre y tu madre
ahora simples muertos
lo mismo que tíos primos gatos y abuelos
qué son si no muertos
y el fiel perro Arturo y el caniche Próspero
guau guau ladran muertos
y archicadáveres los viejos maestros
de tu época ya muertos
y archifiambres el carnicero y el tendero
una ciudad de muertos
y luego mírate hecho un joven camino de la guerra
donde aumentan los muertos
después te casas y al poco ya eres padre
que procrea futuros muertos
tu buen empleo buena vida y prosperidad
aprovechándote de los muertos
echas barriga pelo cano y gordinflón
execras a los muertos
más tarde la enfermedad y luego la miseria
te preocupas de los muertos
entre toses y temblores lentamente degeneras
te pareces a los muertos
hasta el día en que arrojado por la boca y de través
saltando entre los muertos
tratando de aferrarte a la sensación primera
de no ser de los muertos
deseoso de olvidar el vocablo arbitrario 
que designa a los muertos
quieres revivir por último la memoria plena
que te aleje de los muertos
¡ loable esfuerzo! ¡ justa labor! conciencia ejemplar
de la que se ríen los muertos pues
siempre el instante fatal llega para distraernos
Raymond Queneau . El instante fatal.

Cae un año

Así será para mí el final de estos días ebrios
el pasado turbulento se agita en su jaula ebria
el pasado se regresa con sus portulanos 
el tiempo repetido y esta cena repentina
de aniversario vago entre frialdades ebrias
las lluvias se han secado en el árbol de hojas ebrias
la caja de pinturas cierra su concha ebria
almendra horadada almendra de los días ebrios
qué esperanza qué esperanza la noche liberada
y el pasado que muere que muere y agoniza
el pasado turbulento trinchado en su jaula ebria.


Raymond Queneau.
El instante fatal.

Si la vida se va

Si la vida se va
no hay vuelta de hoja
si la vida se va se va a toda marcha
más vale pensar si vale la pena
que el sol salga y los dientes se cepillen


si la vida se va
adiós para siempre
si la vida se va se va de una vez
caiga la lluvia arrecie o anegue


si la vida se va 
adiós a ahora mismo
si la vida se va se va sin retorno
la noche divierte si es concurrida
y no ese agujero negro que jode por dentro


si la vida se va es que nadie está cerca
por eso se va filosofando 
todo es veloz y terrible
y pese a ello se va sin parar


Raymond Queneau. El instante fatal.

viernes, 28 de octubre de 2011

La lutte continue

Tántas mentiras
Tánto odio
Tántas manías 
Tántos ojos sorprendidos
Tántas cárceles mentales
Tántas cadenas
Tánta demencia
Tánta sombra
Tántas guerras 
Tánta venganza


Tántas certezas
Tánto Amor
Tántos hábitos
Tánta ilusión
Tánta conciencia espiritual
Tánta cordura vital
Tánta luz
Tántas paces
Tánta redención


Y cada vez más libertad,y con ello más felicidad
La gran herida abierta: libertad .



martes, 25 de octubre de 2011

Una vez más

Pensabas que nunca pasaría
y de repente un día te levantas 
alguien te reclama
una vez más , como la primera vez.


la mujer en tu cuaderno de notas, 
tú le mencionaste que cambiara las uñas de sus manos,
                         Tú
entre la hora del día y la oscuridad funesta del año
una vez más , una vez más, como la primera vez


te tocas tu hombro inmerso en tu soledad
bajo la luz de la luna en los andenes vacíos,
entre la víctima y el verdugo
una vez más, una vez más, como la primera vez

martes, 18 de octubre de 2011

Si un hombre estudia durante toda su vida y luego descubre que es idiota, ¿ hace bien?
la respuesta es que sí y que no.
En nuestra aldea decimos que un hombre debe cultivar la necedad y no la de otro. 


Nexus de Henry Miller

miércoles, 12 de octubre de 2011

Vida privada

- ¿ Cuál fue su primer amor ?
— He amado muchas veces en mi vida y conservo de ello gratísimos recuerdos, como que en todos mis amores he sido feliz. En ellos he querido de diferente manera según el temperamento de la chica, las circunstancias y el ambiente. Sin embargo, cada vez que me enamoro creo ser ésta la única ocasión en que verdaderamente he querido.


— ¿Cuál es el tipo de mujer que prefiere?
— Prefiero las latinas, indudablemente, por ser de mi misma raza y por lo tanto comprender más mi temperamento, pero todas las mujeres atractivas e inteligentes me agradan.


— ¿Es Ud. partidario del divorcio?
— Debido a mi carrera no soy partidario del casamiento.




Entrevista original a Carlos Gardel.

lunes, 3 de octubre de 2011

¡ Oye !Aquí a ninguno
os gustan las mujeres, ¿ no ?
Lo que os perdéis,chicos.
De verdad, ¡ no sabéis lo que os perdéis!


La ley del más fuerte
Rainer Werner Fassbinder

sábado, 1 de octubre de 2011

Fuego en el cuerpo

-Deberías beber en tu casa.
-Demasiado tranquilo.


-Y vestirte de otro modo.
-Es una blusa y una falda, tampoco es nada del otro mundo


-O quizá no tener ese cuerpo...