lunes, 31 de octubre de 2011

Cae un año

Así será para mí el final de estos días ebrios
el pasado turbulento se agita en su jaula ebria
el pasado se regresa con sus portulanos 
el tiempo repetido y esta cena repentina
de aniversario vago entre frialdades ebrias
las lluvias se han secado en el árbol de hojas ebrias
la caja de pinturas cierra su concha ebria
almendra horadada almendra de los días ebrios
qué esperanza qué esperanza la noche liberada
y el pasado que muere que muere y agoniza
el pasado turbulento trinchado en su jaula ebria.


Raymond Queneau.
El instante fatal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario