miércoles, 30 de mayo de 2012

Abonados al momento

Volví de nuevo a ver a ese gran tipo del que comenté alguna vez. El genio del botellín sobre la barandilla de tubo, ese mismo.. Estaba comprando tabaco en el estanco. La dependienta le dijo que cuando iba a pagar lo que debía, él alzó los hombros con gesto de desconcierto por lo que le decían, como si no supiera nada de aquello, como si no fuera con él, o no quisiera saber, era lo mejor para él. Yo le estaba observando y me hizo gracia. Era el último romántico quizá o sólo un demente más. Se limitó a pagar el tabaco y salió del estanco, sólo importaba ese paquete , cada calada, cada cigarro , el instante es insustituible. Ahora que existe tanta incertidumbre estamos abonados al momento. De comprar otro paquete , de regatear a la dependienta para que lo fuera dejando pasar ya se preocuparía en otro momento..

viernes, 11 de mayo de 2012

Vomitaría donde fuese por dinero

Había un poeta que había estado bebiendo 2 o 3 días
y salió al escenario delante de toda esa audiencia 
y enseguida supo que iba a hacerlo.
había un piano de cola en el escenario y se acercó
y levantó la tapa
y vomitó dentro del piano
luego cerró la tapa y dio su recital


tuvieron que sacar las cuerdas del piano
y limpiar el interior y poner cuerdas nuevas
puedo entender que no volvieran a invitar al poeta
pero contar el chisme a otras universidades
de que era un poeta al que le gustaba vomitar en pianos
de cola
fue injusto.


no tuvieron en cuenta la calidad de su recital
conozco a este poeta : es igual que todos nosotros


vomitaría donde fuese por
dinero.


Charles Bukowski

Hacía saltar las teclas de esa máquina como si fuera una ametralladora. No pensaba dejar títere con cabeza. Básicamente el tránsito del hombre era arrastrar el culo de sol a sol , con el infructuoso objetivo de un veraneo a la costa que más caliente, chiringuito , música ratonera y unos kilos de más. Con el tiempo te encuentras calvo o gordo y hace tiempo que te dejas de encontrar atractivo, ni para ti , ni para los demás . Sin tiempo para hacer las cosas que uno desearía y con que disfruta de verdad. Bienes innegociables que tú has empeñado. Tus hijos te odian , dado el hecho de que trabajas para ellos y nunca es suficiente lo que puedan tener , esas son tus bestias a las que tú llamas hijos. Habidas y anhelantes maquinas de consumir , objeto de las campañas de marketing más agresivo que pueda concebir la mente del ciudadano medio. Dado que la alfabetización ha disminuido preocupantemente , no hay nadie que tenga una puñetera idea de nada. Los títulos universitarios no garantizan un profesional, eso está más que claro. Más bien un joven de mediana edad con ansias de ser explotado maquinalmente por unos mil euros al mes o menos si cabe y con una sonrisa en la boca. Joder. Si este es el mundo que me espera ya le pueden dar por el culo.


5 Sept de 2010
de mi cuaderno personal.

martes, 8 de mayo de 2012

de borrachos y dementes

Había un tipo curioso cerca de un bar al lado de casa de mi abuela  y no pude dejar de fijarme en él cuando caminaba hacia casa .Sostenía el cigarro con la comisura de los labios y fumaba como una chimenea, a pulmón, aspirando a grandes caladas ,una y otra vez. A eso lo llamo yo agarrarse a la vida. 
Tenía un botellín de cerveza posado sobre una barandilla que tiene forma de tubo. Cosa que más me intriga porque el culo de la botella suele ser plano. A eso lo llamo yo ser un genio.
Pasaremos por allí y el tipo estará ahí  de nuevo , otra vez imprecando, contra esta vida lamentable, contra Dios y contra este gobierno.