martes, 8 de mayo de 2012

de borrachos y dementes

Había un tipo curioso cerca de un bar al lado de casa de mi abuela  y no pude dejar de fijarme en él cuando caminaba hacia casa .Sostenía el cigarro con la comisura de los labios y fumaba como una chimenea, a pulmón, aspirando a grandes caladas ,una y otra vez. A eso lo llamo yo agarrarse a la vida. 
Tenía un botellín de cerveza posado sobre una barandilla que tiene forma de tubo. Cosa que más me intriga porque el culo de la botella suele ser plano. A eso lo llamo yo ser un genio.
Pasaremos por allí y el tipo estará ahí  de nuevo , otra vez imprecando, contra esta vida lamentable, contra Dios y contra este gobierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario